¿Comparía usted este colchón que detecta una infidelidad?

127

Una empresa española acaba de presentar un colchón capaz de detectar infidelidades, y todo gracias a unos sensores instalados en el colchón que son capaces de detectar cualquier actividad.

Y cómo funciona

El funcionamiento es muy sencillo, cuenta con 24 sensores ultrasónicos que se reparten en seis columnas y cuatro filas que van colocados dentro del interior del colchón, y aprovechan así los muelles. Un algoritmo se encarga de detectar si los movimientos corresponden a una actividad sexual. En caso de ser afirmativa la respuesta, enviará una alerta a la app del usuario, que podrá ver el movimiento, la intensidad y hasta un historial del uso.

La actividad en el colchón se nos enviará a través de la WIFI de la casa, con lo que tendremos en la aplicación todo lo que suceda en nuestro colchón cuando no estemos presentes. Los sensores detectan la presión y la cadencia del movimiento, algo que se traduce en “impactos por minuto”, duración y puntos de presión.

smarttress_app

Así es como llegará al teléfono móvil un informe sobre esta actividad sospechosa, acompañado de gráficos muy precisos que nos indicarán en qué lugar de la superficie del colchón está sucediendo todo. Sin duda, bastante información que igual no querríamos saber.

Eso sí, como informa el ingeniero que lo ha desarrollado, “si detecta una actividad anormal sobre el momento de uso, la frecuencia, intensidad o velocidad habitual, envía una notificación inmediata al terminal con el que está vinculado“.

Miles de pruebas para probar el sistema

El ingeniero que ha llevado a cabo el desarrollo de este colchón explicó que tuvieron que llevar a cabo muchas pruebas para detectar con exactitud el tipo de movimiento. Ya que una mascota o cualquiera que se sentase sobre el el colchón podría hacer que el sistema se activase. Eso sí, hasta se probó con distintas posturas, zonas de la cama, etc.

Para alimentar los sensores y el módulo de comunicación, el colchón cuenta con una batería extraíble que irá oculta en la cabecera, contando además con una autonomía de una semana. Su carga se hará por USB.

La intención ahora de Durmet, como así se llama la empresa desarrolladora, es dar a conocer su marca gracias al innovador colchón Smarttress. El precio ronda los 1.550 euros en su versión de 135 x 190, y llega a los 2.050 para los 150 x 200 centímetros.

Sin duda, un colchón bastante interesante para evitar infidelidades.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.