Conozca el principio de alzhéimer y la propuesta de cambios de hábitos para prevenirla

45

El alzhéimer es una de las patologías más alarmantes de las últimas décadas, a causa del creciente número de diagnósticos. Aunque no se conozcan con exactitud las causas “disparadoras” del proceso, sabemos que sus síntomas avanzan con notable rapidez.

El alzhéimer es uno de los trastornos que con más frecuencia afecta a las células neuronales y, consecuentemente, al cerebro, se trata de una enfermedad neuronal degenerativa que conlleva al surgimiento de numerosos síntomas de demencia. Generalmente se asocia al envejecimiento, aunque también puede afectar a personas jóvenes con factores de riesgo.

La enfermedad causa estragos en pacientes y familiares, y por ello muchas personas se preguntan si, frente a un principio de alzhéimer, sería posible frenar el proceso degenerativo. En la terminología médica, el término “demencia” denomina cuadros clínicos que implican síntomas como pérdida de capacidad cognitiva y de memoria.

No obstante, debemos entender que más importante que desacelerar un proceso degenerativo es evitar su surgimiento. Principalmente teniendo en cuenta el rápido avance de los daños cerebrales en los casos de demencia. Prevenir el alzhéimer significa excluir sus factores de riesgo de nuestra rutina. Por ello, lo que ofrecemos a continuación es una propuesta de cambio de hábitos para cuidar diariamente de nuestra mente y de nuestro cuerpo.

  • Adoptar una alimentación equilibrada, evitando los excesos alimentarios y las calorías vacías.
  • Practicar ejercicios físicos de forma regular (por lo menos, 30 minutos diarios).
  • Mantener una buena gestión del peso corporal, para prevenir el sobrepeso y enfermedades cardiovasculares.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina C y sustancias antioxidantes: las frutas cítricas, las frutas rojas, los vegetales de hojas verdes, las frutas secas, los pescados con alto contenido de omega 3 y 9, etc.
  • Reducir los niveles de estrés diarios, con actividad física, meditación, yoga, algún hobby, etc.
  • Saber respetar los momentos de descanso y entretenimiento: sobrecargarse de trabajo es contraproducente para tu salud y para tu capacidad cognitiva.
  • Dormir ocho horas por día y conservar una buena calidad de sueño.
  • Mantener relaciones sanas y frecuentar ambientes positivos.
  • Conservar una buena autoestima, evitar pensamientos negativos y no tener vergüenza de buscar un tratamiento psicoanalítico cuando sea necesario.
  • Tomar alcohol moderadamente, no fumar y no consumir sustancias tóxicas.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.