Corte IDH revisará caso de Nelson Carvajal

264

La Corte IDH que sesionará entre el 22 y 23 de agosto llevará a cabo la audiencia por el caso “Carvajal Carvajal contra Colombia”, el cual se relaciona al asesinato en 1998 del periodista Nelson Carvajal por motivos aparentemente relacionados a su trabajo.

Según la demanda contra el Estado, ha existido “falta de una investigación seria, diligente y oportuna sobre lo sucedido, en un contexto de supuestas graves amenazas y hostigamiento a los familiares del periodista que provocaron su salida de Colombia”, indicó la Corte.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que se encarga de elevar los casos a la Corte, determinó en la demanda que existen elementos suficientes para concluir que el asesinato de Carvajal habría sido cometido para silenciar su trabajo en la revelación de actos ilícitos supuestamente cometidos bajo el amparo de autoridades locales.

Ahora bien, la CIDH también alega que en el crimen participaron agentes del Estado.

La demanda acusa al Estado colombiano de no adoptar las medidas necesarias de protección para los familiares del periodista y testigos del caso, así como de no llevar a cabo procedimientos adecuados en la recolección de pruebas, no avanzar en la investigación ni identificar a los responsables.

En el caso de Carvajal, muchas instituciones a nivel internacional han estado al tanto de evitar la preclusión del mismo y posterior impunidad. De ahí, que la Unidad de Respuesta Rápida de la Sociedad Interamericana de Prensa – SIP con sede en Colombia haya realizado en 2002 una profunda investigación sobre el asesinato de Carvajal que reveló irregularidades en la indagación oficial y la falta de avances.

La SIP decidió entonces someter el caso ante la CIDH el 21 de junio de ese año.

La tarea no ha sido fácil, entre 2005 y 2009, la SIP y el gobierno colombiano sostuvieron reuniones con el propósito de alcanzar una solución amistosa que contemplara la continuación de la investigación, revisión del caso y sanción de los responsables. El proceso fue suspendido por la SIP debido a los escasos avances para el esclarecimiento del crimen.

Más de una decena de misiones

Desde que el caso fue presentado ante la CIDH la SIP realizó 11 misiones a Colombia, entre ellas una en febrero pasado donde la delegación de la organización se reunió con familiares de Carvajal y con los de Guillermo Cano, Orlando Sierra y de Álvaro Gómez Hurtado, periodistas también asesinados en el país.

La familia Carvajal colaboró desde el inicio de la investigación con el Estado Colombiano aportando pruebas y apoyando a la justicia, lo que desembocó en que miembros de la familia fueron amenazados y se vieron obligados a abandonar el país.

“Si bien el gobierno de Colombia ha mostrado su compromiso con la resolución de crímenes contra periodistas, es urgente realizar mayores acciones destinadas a la resolución de esos crímenes a fin de combatir la impunidad, evitar que se estanquen o que los casos prescriban”, concluyó el presidente de la SIP en referencia a que el caso Carvajal prescribirá en 2018.

Años de impunidad

El 16 de abril de 1998 el periodista Nelson Carvajal Carvajal fue asesinado por motivos relacionados con el ejercicio de su profesión. Su muerte se produjo cuando salía del Centro Educativo Los Pinos. Un individuo le propinó siete balazos y luego escapó en una motocicleta con otra persona que lo esperaba.

Las indagaciones hechas a lo largo de estos 19 años han indicado preliminarmente que Nelson Carvajal Carvajal fue asesinado por motivos relacionados con el ejercicio de su profesión. El periodista se desempeñaba como director del noticiero ‘Momento Regional’ y de las radio-revistas ‘Mirador de la Semana’, ‘Amanecer en el Campo’ y ‘Tribuna Médica’ de la Emisora Radio Sur, en el municipio de Pitalito, departamento de Huila; así mismo, además de su actividad periodística, Carvajal era Director y docente del Centro Educativo Los Pinos y ejerció como concejal de Pitalito durante los periodos de 1992 a 1994 y de 1995 a 1997.

Cuando la SIP intervino para agilizar las investigaciones indicaba en sus informes que el periodista realizaba periodismo de investigación en relación con hechos de corrupción política en la zona. Según la SIP, Carvajal Carvajal venía realizando denuncias en contra de un empresario y político por la construcción de viviendas en una zona de alto riesgo con materiales no idóneos. Indicó además que días antes de su asesinato, Carvajal habría conseguido documentos que comprometían al empresario con una red de tráfico de armas y drogas en la zona.

Otras indagaciones que hacen parte del acervo probatorio del caso también indican que el día siguiente a su muerte, el periodista tenía una cita con el personero municipal para denunciar al alcalde de Pitalito de la época, por la violación de normas de la contratación estatal en la adquisición de un predio.

Lo cierto es que el caso de Carvajal ha estado rodeado de situaciones sospechosas que dan a entender que hay ciertos intereses de que algo oscuro no se quiere dar a conocer a la luz pública años después del asesinato del reconocido periodicta.

Parte de lo anterior se establece cuando la SIP indicó que el 8 de mayo de 2007 la Fiscalía reconoció que Pablo Emilio Bonilla Betancurt había sido asesinado y que se trataba de un testigo clave dentro de la investigación.

La Fiscalía les habría indicado que la Dirección de Protección de Testigos había negado la protección para Bonilla Betancurt porque no reunía los requisitos. Bonilla Betancurt habría contribuido con un testimonio en el proceso de revisión de las sentencias absolutorias del caso de Nelson Carvajal ante la Corte Suprema de Justicia.

Estos hechos y demás que se han presentado en este caso han hecho que por ejemplo a nueve familiares  de Carvajal se les reconociera el estatus de refugiados y el derecho a asilo. La salida del país de los familiares de Carvajal obedeció a la “persecución padecida tras exigir la administración de justicia por el asesinato”.

Hoy, la Fiscalía General de la Nación reconoce la persecución y las amenazas contra Judith Carvajal Carvajal y su hermano Fernando Augusto Carvajal Carvajal, hermanos de Nelson Carvajal.

Claro que con los hechos presentados y dada la presión de entidades gubernamentales que asumieron el caso para evitar impunidad, llevó a que el ente investigador considerara que el riesgo que vivía Judith Carvajal Carvajal y su núcleo familiar era grave, dada la labor que realizaba el periodista.

La Fiscalía precisó que las personas procesadas en el caso de Nelson Carvajal  tenían poder político y económico, y relación con el paramilitarismo y el narcotráfico. Asimismo, señaló que la Fiscalía General consignó en el expediente del caso las amenazas contra Ruth Dary Carvajal, hermana de Nelson Carvajal, y solicitó a la Policía Nacional brindar medidas de seguridad a los miembros de la familia.

Para el gremio de periodistas del departamento del Huila, el hecho de que el caso de Nelson Carvajal sea revisado en esta sesión es un aliciente en la titánica tarea de no permitir que sobre la muerte del periodista laboyano se imponga el manto de la impunidad.

Nelson Carvajal Carvajal, nació en la Inspección de Guacacallo el 16 de agosto de 1961 en el municipio de Pitalito, departamento del Huila.

Qué pasará en la Corte IDH

Durante la audiencia pública del 22 y 23 de agosto, la Corte IDH recibirá las declaraciones y testimonios ofrecidos tanto por los representantes de las víctimas como por el Estado colombiano y la CIDH. Además, escuchará los argumentos legales de cada una de las partes para determinar si el Estado faltó a sus obligaciones bajo la Convención Americana de Derechos Humanos. La decisión de la Corte IDH tiene carácter obligatorio para Colombia y de encontrar al Estado responsable internacionalmente, le ordenará proveer reparaciones al daño ocasionado, incluyendo medidas de no repetición para que los hechos como los del caso de Nelson Carvajal Carvajal y su familia no vuelvan a suceder.

Hipótesis y posibles móviles del asesinato:

Nelson Carvajal Carvajal había denunciado hechos de corrupción en la política local y estaba trabajando en un reportaje sobre lavado de dinero proveniente del narcotráfico y tráfico de armas en la zona. El día siguiente de su asesinato Carvajal Carvajal tenía previsto rendir declaración ante la Personería Municipal por hechos denunciados en su programa radial sobre corrupción municipal.

Con respecto a la autoría intelectual del crimen se manejaron cuatro hipótesis:

1) autoría intelectual del entonces alcalde local y otros;

2) autoría intelectual de un exconcejal y empresario local y otros;

3) autoría de las Fuerzas Armadas Revolucionarias FARC;

4) autoría de una banda criminal dirigida por alias “Gallina”.

Consecuencias de la impunidad:

  • Amenazas a los familiares de Nelson Carvajal, testigos e investigadores en los procesos penales.
  • Nueve miembros de la familia de Nelson Carvajal Carvajal salieron del país debido a la persecución padecida tras exigir justicia por el asesinato.
  • Un testigo clave dentro de la investigación del crimen, Pablo Emilio Bonilla Betancurt, fue asesinado el 8 de mayo de 2007.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH):

En su Informe No. 21/15, Caso 12.462. Fondo. Nelson Carvajal Carvajal y familia. Colombia. 26 de marzo de 2015, la CIDH estableció que: “5. Tras analizar los méritos del caso, la Comisión concluyó que el Estado es responsable por la violación de los derechos consagrados en los artículos 4 (derecho a la vida) y 13 (derecho a la libertad de pensamiento y expresión) de la Convención Americana, en relación con el artículo 1.1 del tratado, en perjuicio del señor Nelson Carvajal Carvajal, y de los artículos 5 (derecho a la integridad personal), 8 (garantías judiciales), 22 (derecho de circulación y de residencia) y 25 (protección judicial), en relación con los artículos 1.1 y 13 del mismo instrumento, en perjuicio de sus familiares”.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.