Entregan armas a cambio de una segunda oportunidad

321

 

Las Comunas 6, 8 y 10, son las localidades más conflictivas de la ciudad de Neiva y en la cual la Administración Municipal y autoridades centran sus esfuerzos para ofrecer toda clase de programas que ayuden a disminuir problemáticas ligadas a tejido social e inseguridad.

Precisamente, fue el polideportivo Guillermo Liévano de la Comuna Ocho el epicentro de un acto de reconciliación entre jóvenes pandilleros y las autoridades locales.

Más de 50 jóvenes entre hombres y mujeres entregaron en una sencilla ceremonia diferentes tipos de armas de fuego; lo anterior enmarcado dentro del programa  “Jóvenes a lo bien”, el cual busca que estos jóvenes -muchos de ellos pandilleros, dejen del mundo de la ilegalidad, drogas y delincuencia.

Con la presencia de autoridades como el Gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, el alcalde de la ciudad, Rodrigo Lara Sánchez, el secretario de gobierno, Alfredo Vargas Ortiz, el comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, coronel Juan Carlos León Montes, y el coronel de la Novena Brigada del Ejército, coronel Marino Valencia Rico se cumplió la primera fase del programa el cual era hacer dejación y entrega de armas, con las cuales delinquían en diferentes partes de Neiva.

Ahora vendrá la segunda etapa del programa la cual consiste en capacitarlos y ofrecerles otra opción de vida con la puesta en marcha de unidades productivas para que sean ellos mismo con el debido acompañamiento que ingresen a tener un trabajo formal en el cual ellos se sientan a gusto.

“Jóvenes a lo bien”

En Dialogó con DIARIO DEL HUILA, El intendente Jhon Jairo Vargas, quien es el encargado de coordinar este proyecto, expresó que el objetivo principal de esta iniciativa que se remonta al año 2009, es sacar de circulación todas las armas de fuego de sectores vulnerables como lo son las comunas 6, 8, 9 y 10, lugares en donde se presenta una gran inseguridad, para así poder desarrollar un proyecto de resocialización de las pandillas que conviven en el sector de la mano con las administraciones departamentales y municipales, y una reconocida empresa de seguridad privada a nivel nacional, para así poder generar empleos y, por lo tanto, recursos y oportunidades para que esta población pueda salir de la delincuencia y dar el paso a la legalidad.

“En este plan de desarme se pretende recolectar todas estas armas que generan daño en su momento y ellos, al entregar su arma de fuego, están tratando de decirle a la sociedad que ellos sí quieren cambiar y después de que hagamos esto, ellos tendrán una oferta laboral en donde realizarán actividades de recuperación de parques y polideportivos del sector, que están siendo usados para consumir alucinógenos, para que las familias del sector puedan volver a darle un buen uso”, indicó el intendente Vargas.

Fotos:::David Sánchez – Eventy Shock

De la oportunidad al cambio

Róbinson Pedroza

A primera vista, Róbinson es una persona fuerte, le ha tocado afrontar cosas duras en su vida lo que le ha hecho de él alguien que tiene claro cuál es el camino que seguirá el resto de su vida. Su historia comienza cuando hace más de 17 años estaba sumido en el mundo de la delincuencia, donde realizaba actividades ilícitas tales como expender alucinógenos y hurto a mano armada, debido a según como él mismo lo expresa, eso se dio por la falta de oportunidades, hasta que en un punto de su vida, vio que esto era algo que no lo iba a llevar a ningún lado y fue cuando decidió empezar a reivindicarse e iniciar el cambio de su vida, visualizando un camino diferente, motivado por los consejos de su familia y sus amigos, lo cual pudo lograr poco a poco después de ingresar al “Plan Jóvenes a lo bien” y convertirse en uno de los encargados de la seguridad del sector, en donde tiempo atrás hizo totalmente lo contrario, al contribuir con sus acciones a la inseguridad.

Diana Ruiz Rodríguez

Esta mujer de facciones fuertes y de tono serio e incluso cortante, en el fondo es alguien a quien le ha tocado pasar por duras pruebas como el ser madre soltera de seis hijos y tener que expender estupefacientes y hurtar bolsos para poder llevar un bocado de comida a su hogar; hasta que después de ver el futuro y observar cómo sus hijos iban creciendo y siguiendo por su mismo camino, decide radicalmente empezar a tocar puertas hasta que, gracias al programa liderado por el intendente Vargas, donde ve que las oportunidades que creyó extintas, se materializaron y ahora puede trabajar de manera estable y legal.

Jhon Anderson Ramírez Mejía

La vida de este joven hombre antes de ingresar al plan desarme oscilaba entre la vida y la muerte, ya que como él mismo manifiesta con sus palabras, su oficio era quitarles las cosas a las personas de una forma u otra, y que en caso de que no se dejaran, hacía lo “necesario” para lograr su cometido; además de mantener de pelea con los otros “parches o pandillas” que se disputaban el territorio, incluso de un mismo barrio en donde el mínimo roce era motivo para asesinar a una persona, todo esto toma otro camino cundo escucha del programa de desarme impulsado por la Policía Metropolitana de Neiva y por medio de una empresa de seguridad privada le dieron la oportunidad de entrar en la legalidad y de defender a las personas que antaño les hizo daño.

Róbinson Ramírez

La juventud de Róbinson estuvo marcada por tratar de sobresalir sin importar en qué sentido fuera, si bueno o malo; desafortunadamente, la falta de oportunidades y de trabajo hicieron que la balanza se inclinara hacia el lado malo; es así que, paso a paso, es como empieza a ascender jerárquicamente en la pandilla de su barrio Panorama empezando por hurtar bolsos y celulares hasta convertirse en uno de los líderes más importantes de su sector por quien peleaban a muerte con los otros “combos” por el control territorial pero, al igual de nuestros otros protagonistas, gracias a esas iniciativas en asocio público privado se les dio la oportunidad de trabajar y de ver un futuro diferente y con posibilidades de llevar una vida digna y legal.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.