La Selección Colombia tropieza en su estreno mundialista frente a Japón

90

La Selección Colombia tropezó en su estreno en el Mundial de Rusia 2018, al caer 2-1 ante Japón en el estadio Mordovia Arena, en partido que abrió la Fecha 1 del Grupo H.

Si la vida te da sorpresas, el fútbol también. Fue así como en un arranque inesperado en Saransk, el equipo asiático se puso en ventaja tras un infortunio. Yuya Osako le ganó en un contragolpe a Dávinson Sánchez, llegó al área, sacó un remate que tapó David Ospina y en el rebote Shinji Kagawa volvió a disparar llevando a Carlos Sánchez a meter la mano; penalti y expulsión para ‘La Roca’.

Kagawa fue el encargado de transformar el gol la infracción de Sánchez, poniendo en ventaja, de manera sorpresiva, a Japón.

El peor escenario para la Tricolor: en desventaja y con un hombre menos. Pero los equipos valientes saben cómo reponerse. Y Colombia lo hizo.

Lo primero, recuperar la posesión del balón. Luego, volcar el campo del lado japonés. Fue de esa forma como Falcao García estuvo a punto de emparejar las acciones con dos disparos que controló el arquero Kawashima.

¡Colombia, Colombia, Colombia! Era el grito que retumbaba en Saransk y en cada rincón del territorio nacional. Con ese empuje, finalmente llegó el empate. Juan Fernando Quintero sacó su mejor truco del sombrero y con un magistral cobro de tiro libre a ras de piso que se clavó en el fondo de la red para la alegría de los hinchas, de un pueblo de una Nación entera.

Tranquilidad en las toldas colombianas y la mejor manera de finalizar el primer tiempo

Para la segunda etapa el dominio fue nipón. Con un juego rápido por los costados y, obviamente, un hombre más, los ‘Samuráis Azules’ tuvieron las mejores situaciones de gol. Por fortuna, Ospina se puso el traje de héroe para evitar una nueva caída de su portería. Primero salvó un mano a mano de Osako y luego un disparo dentro del área de Inui.

Infortunadamente, Ospina no tuvo nada que hacer en un remate de cabeza de Osako, previa jugada en la que la por cosas del destino Murillo logró desviar un balón a tiro de esquina, del cual se derivó el 2-1 japonés.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.