Los puntos polémicos de la reforma política

28

Esta semana arrancó discusión en el Congreso, sobre la reforma política propuesta por el Gobierno Nacional, proyecto que recoge postulados de varios partidos políticos.

Durante casi 9 horas de debate en la Comisión Primera del Senado, fue aprobado el informe de ponencia presentado por el senador del Partido de la U, Roy Barreras, lo que da paso a que empiece la discusión sobre los puntos más polémicos del proyecto de ley.

Uno de los cambios más significativos y que más ha generado controversia es la obligatoriedad de la lista cerrada, busca que los partidos políticos conformen listas a través de mecanismos de democracia interna, para muchos limitaría la participación de nuevas propuestas políticas, mientras que para otros acabaría con el clientelismo propio de cada proceso electoral.

En la propuesta, estas listas cerradas deberán integrar, por lo menos, el 30% de mujeres, y deberán estar ordenadas por un candidato de cada género de forma alternada. Este sistema paritario también funcionaría desde las regionales de 2019, para las elecciones locales y regionales.

Para las elecciones de 2022, quedaría estipulado que el candidato a la Presidencia de cada partido encabezará las listas al Senado. Otros ejes importantes de esta reforma política,  son el registro único de militantes, la obligación  de un año de militancia para inscribirse como candidato, que  el Senado sea elegido el 70% por circunscripción regional y el 30% por circunscripción nacional, que ningún funcionario sea elegido por más de tres periodos, este sería uno de los puntos traídos de la Consulta Anticorrupción, y uno de los que más ha generado controversia, el voto joven, que permitiría  votar a los menores desde los 16 años.  El proyecto también propone la creación de una Corte Electoral.

“Colombia no aguanta otro debate electoral corrupto”

El senador del Partido de la U, Roy Barreras, ponente del proyecto en la comisión Primera,  aseguró que el país no puede perder esta oportunidad de reforma el sistema político.

“Colombia no aguanta otro debate electoral corrupto en el reino de la compra y venta de voto de la extorsión colectiva. Hipócrita será el que no reconozca que en cada elección, desde el líder barrial hasta el más encumbrado senador, hay un sistema clientelar de dádivas”, expresó Barreras durante su intervención, mientras sustentaba la ponencia.

Para el senador uno de los beneficios del proyecto es que disminuiría la avalancha de candidatos por firmas que se da durante las elecciones, explicó que se está abusando de este mecanismo para evadir los controles internos que deben hacer las colectividades a aspirantes inhabilitados o cuestionados.

“Vamos a insistir en que no se abuse del mecanismo de las firmas permitiendo que exista, pero no esa venta de avales en que hay candidatos que se ofrecen al mejor postor y faltando dos días no saben por cuál partido van a aspirar y si les niegan el aval por corruptos o indeseables, entonces se van a recoger firmas”, indicó.

“Es una reforma peligrosa”

Para la directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, la reforma política que se estudia en el Congreso, es arriesgada y en cierta parte peligrosa.

“Estamos avanzando hacia la posibilidad de cerrar el sistema político, haciendo desaparecer completamente los partidos de oposición y los minoritarios. Para tener un ejemplo, con un voto único, desde Presidencia pasando por Congreso, lo que vamos a tener son unas mayorías aplastantes en el Congreso de la República y a nivel regional unos mapas absolutamente claros de partidos mayoritarios”, manifiesta Barrios.

Sin embargo, la directora de la MOE apoya la idea de crear un tribunal electoral, “La reforma a la justicia está devolviendo a la elección del registrador Nacional del Estado Civil al Congreso, además, a través de la ley de presupuesto está acabando con las consultas populares. Por eso, avanzar hacia un tribunal electoral terminaría siendo el único escenario independiente y garantista en el ejercicio de transparencia”, expresó.

Frente al tema del voto joven, la directora de la MOE advirtió que los jóvenes podrían ser blanco de delitos de constreñimiento.

“No podemos permitir que los jóvenes de 16 años terminen siendo el plato principal para el clientelismo. En el último proceso electoral recibimos información ciudadana sobre profesores indicando por quién votar a los estudiantes y rectores metidos en el ejercicio de la política. Imagínense muchachos de 16 años que necesitan cupos públicos a merced sin control de la autoridad electoral”, expresó

“Puede ser peor el remedio que la enfermedad”

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, que con la implementación de la lista cerrada, se beneficiarían los ‘dinosaurios’ políticos, “cuando se hace un ejercicio comparado con los sistemas sin voto preferente o de lista cerrada, se puede pensar que podría salir peor el remedio que la enfermedad. Estos sistemas llevan a que ‘dinosaurios’ políticos, lo más viejos de los partidos tengan cargos casi que vitalicios en los primeros renglones en cada elección. No habrá renovación política”, expresó.

Y añadió, “además, desmotivan la participación de los jóvenes en la política, pero sobre todo desmotivan la participación electoral del ciudadano, quien siempre ve a los mismos personajes anclados en los cargos de elección popular”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.