Mujeres, la detección temprana es la mejor opción

11

En Colombia las muertes por cáncer de mama son 3.702 aproximadamente cada año.

La incidencia de cáncer de mama muestra una tendencia hacia el incremento, además ocupa el primer lugar y el primer lugar en mortalidad entre todos los cánceres diagnosticados a las mujeres colombianas.

En Neiva, según el Sistema de Vigilancia en Salud Pública SIVIGILA, para el año 2018 se diagnosticaron 102 mujeres y un hombre con cáncer de mama. Y fallecieron por esta misma patología 34 mujeres.

Desde la Secretaría de Salud se trabaja con acciones puntuales enfocadas en prevenir a las mujeres y orientarlas hacía el autocuidado.  Así mismo, se continúan desarrollando actividades de gestión en las instituciones de salud y la población en general con el objetivo de intervenir y controlar esta patología en la población neivana:

         Información, Educación y Comunicación sobre detección temprana del cáncer de mama y práctica saludable del autoexamen de mama.

         Talleres comunitarios sobre identificación de signos de alarma de enfermedades crónicas no transmisibles, en las que se incluye la enseñanza del autoexamen de mama.

         Capacitación a profesionales de salud en detección temprana en cáncer de mama apoyado por profesionales capacitados por el Instituto Nacional de Cancerología.

“Nosotros desde la Secretaría de Salud estamos reforzando los conocimientos de los profesionales de la salud sobre este tema. El cáncer de mama está en aumento y aquí en Neiva no es excepción. Por eso empoderamos a los médicos, enfermeras para que ayuden a las mujeres a la detección temprana para ofrecer un tratamiento oportuno y adecuado” indicó Wagner Gutiérrez Gironza, enfermero profesional de la Secretaría de Salud de Neiva.

Pasos para realizarse el autoexamen de seno:

Se debe tener en cuenta la observación y la palpación.

  Paso1: Observación frente al espejo con los brazos caídos. Estando de pie frente al espejo, deja los brazos relajados, caídos y las manos en la cintura. Observa si el tamaño de ambas mamas es el habitual y si su simetría es razonable –porque es algo habitual en las mujeres tener un pecho ligeramente más grande que otro-. Comprueba que la piel no esté excesivamente rugosa (como la piel de naranja), no tenga zonas enrojecidas, ni bultos ni hoyuelos. Comprueba que tus pezones no estén retraídos o hundidos.

  Paso 2: Observación con los brazos levantados. En la misma posición en la que estás, pon tus manos entrelazadas por detrás de la cabeza. Observar si se presenta pezones retraídos o hundidos,  porque esto es una señal de alerta.

  Paso 3: Palpación. Levanta el brazo izquierdo y pon la mano izquierda sobre tu nuca. Utiliza la mano derecha para palparte la mama izquierda. Para palparte la mama utiliza los tres dedos medios de la mano (índice, corazón y anular). Puedes recorrer tu mama de tres formas: en círculos desde fuera hacia dentro, recorriendo tu pecho en líneas verticales. Pásate los dedos superficialmente, medio y profundo y comprueba que no notes ningún bulto extraño. Presta especial atención a la zona que va de la axila a la mama: es ahí donde se detectan más de la mitad de los casos. Luego haz lo mismo con la otra mama (mama derecha con brazo izquierdo).

Paso 4: Pezón.  No se deben comprimir los pezones porque estimula la lactancia y esto puede producir algún líquido. Las señales de alerta son: Secreción espontánea amarillenta o sanguinolenta que no sea inducida.

 Paso 5: Palpación tumbada. Realizar la misma palpación acostada. Realiza los pasos 2 y 3

Recuerda asistir al autoexamen de seno a partir de los 35 años cada año con el profesional de la salud y realizarse la mamografía cada 2 años a partir de los 50.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.