Regalías en cuentas de ‘engorde

183

Desde hace siete años, la Gobernación del Huila, mantiene en las cuentas bancarias cuantiosos recursos de regalías petroleras que no se ejecutan en proyectos de inversión como está contemplado.

Por lo menos 21.000 millones de pesos permanecen en cinco instituciones financieras, como excedentes de liquidación, en medio de las pesarosas limitaciones presupuestales de los municipios. Durante el desarrollo de la última auditoría financiera se evidenció que la Gobernación de Huila invierte en CDT´s, aquellos recursos de asignaciones directas disponibles como excedentes de liquidez.

Aunque este tipo de inversiones no se encuentran expresamente prohibidas por la ley, el hallazgo a juicio de la Contraloría General de la República “refleja una baja ejecución de los recursos de asignaciones directas, debido a deficiencias en la gestión, estructuración y presentación de proyectos de inversión, generando que los recursos recibidos por el departamento no cumplan con los objetivos del Sistema General de Regalías”.

Según la normatividad, las entidades territoriales deberán invertir sus excedentes transitorios de liquidez en Títulos de Deuda Pública Interna de la Nación o en títulos que cuenten con una alta calificación de riesgo crediticio o que sean depositados en entidades financieras calificadas como de bajo riesgo crediticio. Pero esta medida no se cumple.

Al mantener estos recursos en ‘cuentas de engorde’, según el informe las entidades territoriales hacen caso omiso a las disposiciones, según las cuales, los recursos de las asignaciones directas se destinarán a la financiación o cofinanciación de proyectos de inversión para el desarrollo social, económico y ambiental de las entidades territoriales.

“No obstante, lo anterior, la Gobernación ha destinado sus recursos de asignaciones directa a la inversión en CDT´s. Durante las vigencias 2012 a 2016 se han abierto 54 CDT´S, algunos de ellos han sido cancelados y otros han sido renovados año tras año”, precisó.

Hasta el 31 de diciembre de 2016, el Gobierno Seccional tenía nueve CDT’s por valor de $21.000 millones de pesos, que solo beneficia al sistema financiero y poniendo en aprietos a los municipios receptores de los recursos de cofinanciación.

“Estos saldos sin ejecutar constituyen un ‘indicador de eficiencia crítico’ del Sistema General de Regalías, situación que se suma al hecho de que la entidad, ha beneficiado al sector bancario, dejando los recursos para invertirlos en CDT´S, disminuyendo la ejecución de proyectos y conservando créditos bancarios”, bancarios observó la Contraloría General de la República en un informe conocido

“Este hecho, según el organismo de control, se configura como una “observación administrativa con presunta incidencia disciplinaria”, por no cumplir con los objetivos del Sistema General de Regalías.

Respuesta

La Gobernación del Huila admitió que la colocación de esos excedentes de liquidez en Certificados de Depósito a Término se viene realizando “como mecanismo para preservar los intereses patrimoniales del Departamento mientras se surten los trámites administrativos en materia de presentación y aprobación de proyectos que permitan la ejecución de los recursos según los procedimientos legalmente previstos”.

Además, precisó que estos trámites están sujetos en cierta medida a la ejecución del Plan de Desarrollo Departamental, así como a distintas “variables exógenas” sobre las cuales la administración departamental no tiene absoluto control en materia de tiempos y plazos, como es la concurrencia para la cofinanciación por parte de los municipios, aprobaciones y licencias por parte de entidades oficiales y los procesos de selección que deben adelantarse para la contratación de los distintos proyectos.

“La constitución de CDT’s se ha convertido en una alternativa dirigida a conservar el poder adquisitivo de los recursos por el tiempo en que se surten los trámites administrativos necesarios para su ejecución”, replicó la entidad territorial.

“Esta práctica, en su criterio,  de ninguna manera contraviene el ordenamiento jurídico, ni pone en peligro la integridad de patrimonio público, razón por la cual no puede desprenderse de la misma, reproche disciplinario alguno”.

Sin embargo, otra cosa consideró el organismo de control al examinar la eventual incidencia disciplinaria.

Destinación

El ente de control insistió en que el objetivo es la inversión de los recursos en obras para la comunidad.   “El objetivo de los recursos de regalías no es invertirlos en CDT´S sino para destinarlos en la financiación o cofinanciación de proyectos de inversión para el desarrollo social, económico y ambiental”, precisó.

“Los CDT´S constituidos son de una cuantía representativa y por términos prolongados y renovados desde el 2012. Además, la entidad no soportó los proyectos que se encuentran en trámite ni las dificultades que no han permitido la ejecución de los mismos.

“Hay que tener en cuenta que los beneficiarios de los recursos de regalías debe ser la comunidad y no las entidades bancarias”, insistió la Contraloría.

Deficiente control

Según la evaluación final, la entidad territorial ha venido aplicado “con deficiencias” la normatividad contable y financiera en el manejo de los recursos provenientes de regalías petroleras “debido principalmente a que la territorial ha invertido recursos en regalías en CDT´S disminuyendo la ejecución de proyectos”.

“Dicha calificación indica que la Gobernación presenta deficiencias en su Sistema de Control Interno en cuanto en la implementación, seguimiento y cumplimiento o efectividad de los controles sobre los hechos económicos de la entidad, que permitan mitigar de forma efectiva los riesgos existentes, así como las deficiencias detectadas”, reportó el contralor Delegado Intersectorial Juan Carlos Rendón López.

Adicionalmente, los hallazgos no fueron incorporados en el informe de auditoría financiera, lo que generó que la entidad territorial no realizara oportunamente las actividades para subsanar y mitigar los riesgos en el manejo de los recursos de regalías.

Las anomalías tampoco fueron reportadas en el Sistema de Rendición Electrónica de la Cuenta e Informes (Sireci) como lo ordena el organismo de control.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.