Se acaban subsidios de vivienda para clase media

154

Luego de que el Ministerio de Hacienda diera a conocer que sólo recaudará 7 billones de pesos a través de la ley de financiamiento, es decir la mitad del faltante del Presupuesto General de la Nación para el 2019 que asciende a los 14 billones de pesos, se empiezan a tomar medidas y a realizar recortes en los programas del Gobierno.

Uno de los sectores que se verá afectado por este recorte es el de vivienda, pues a través de la resolución 4929, que ya está firmada por el jefe de la cartera de crédito público, Alberto Carrasquilla, se establece la culminación de los subsidios para la compra de vivienda que no es de interés social y destinados para la clase media.

Es decir que a partir del próximo año aquellas viviendas que oscilan entre los 105 millones de pesos y los 340 millones de pesos ya no serán subsidiadas por el Gobierno Nacional, que argumenta haber tomado la medida por el recorte presupuestal que se deberá hacer.

“En vista de las restricciones presupuestales para la vigencia 2019, se hace necesario modificar el artículo 8 de la resolución 0201 de 2016, en relación con el número de coberturas disponibles”, indica la resolución.

El gobierno de Juan Manuel Santos amplio en 40 mil los cupos para este beneficio, en septiembre del 2017. Sin embargo, con la nueva decisión, los últimos subsidios serán entregados hasta el 31 de diciembre del presente año.

La resolución también establece que el número total de coberturas disponibles asciende a los 65 mil millones de pesos, dinero que será destinado para cumplir con los créditos que ya habían adquirido el beneficio en años anteriores.

“En todo caso, de acuerdo con las condiciones del mercado en general y de las particulares en las que los establecimientos de crédito otorguen los créditos o contratos de leasing habitacional objeto de la cobertura, el Ministerio de Hacienda podrá optar por ampliar, restringir, modificar o suspender el número de coberturas”, señala el documento.

Finalmente, se establece que el Banco de la República, durante los seis primeros días hábiles de cada mes, informará a los establecimientos de crédito y al viceministerio técnico de la cartera de Hacienda, el número de coberturas registradas para la la vivienda denominada NO VIS.

Freno a la compra de vivienda

El gremio de la propiedad raíz, Fedelonjas, aseguró que esta medida más el impuesto del 2% para la compra de vivienda usada frenará el próximo año la compra de inmuebles en el país.

La dirigente del gremio, María Clara Luque, hizo un llamado al Congreso para desmontar el impoconsumo contemplado para la vivienda usada para que no se vea afectada la inversión y el empleo en el sector.

“Esperamos que el Gobierno quite el impuesto a la vivienda usada para que por lo menos si no habrán subsidios para la clase media que no afecte la inversión en vivienda usada”, indicó.

Igualmente añadió que “lamentablemente el Gobierno tuvo que tomar la decisión de desmontar los subsidios de vivienda para la clase media, es una mala noticia porque pensábamos que esto iba a ser un jalonador importante para el 2019, aunque vemos con preocupación también lo del impoconsumo del 2% para vivienda usada”.

Para el gremio el 2019 será un año difícil “claramente la compra de vivienda el próximo año se afectará, lo que pasará es que subirá el valor para el propietario y no el de la finca raíz, es un gran error pese a los problemas fiscales que tiene el Gobierno, el 2019 será un año difícil para el sector si esto no se echa para atrás en la ley de Financiamiento”.

Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), este año las ventas de casas y apartamentos del estrato medio cerraría con una caída del 8%, sin embargo, para el 2019 el gremio esperaba una caída solamente del 1% lo que evidenciaría una recuperación del sector, pero con esta medida habría un impacto negativo teniendo en cuenta que este segmento es clave para impulsar las ventas.

Para la presidente del gremio, Sandra Forero, la eliminación de la tasa especial para la compra de vivienda afecta directamente a 20 mil colombianos ya que no podrán acceder fácilmente a una casa propia, este subsidio estaba contemplado para viviendas desde $105 millones hasta $300 millones.

Para la representante del sector de la construcción, en conclusión, “la vivienda social se está poniendo en riesgo, además de la construcción un sector que ocupa a más de 1 millón de personas y que demanda al año 40 billones de pesos en insumos”.

Subsidios para compra de vivienda en Colombia

Minvivienda aseguró que seguirá impulsando la política pública del sector a través de programas como Mi Casa Ya. Este programa en 2019 llegará a 32 mil subsidios. Además, el subsidio a la tasa de vivienda FRECH VIS tendrá 30 mil subsidios. Esto, para un total de 62 mil subsidios, máximo histórico otorgado en el país.

También reafirmó el fortalecimiento, la revitalización y la continuidad de programas que subsidian las Viviendas de Interés Social.

“Pese a la situación fiscal que el país conoce, se hizo una adición de $565 mil millones para el Ministerio de Vivienda, con lo cual se financiarán los subsidios para Vivienda de Interés Social. Con esta asignación batiremos todos los récords en subsidios de Mi Casa Ya, que tendrá habilitados más de 32 mil cupos para el 2019 y la meta que se ha trazado el Ministerio para el cuatrienio es otorgar 135 mil subsidios focalizados en estratos 1, 2 y 3, esto le permite al país seguir avanzando en materia de equidad”, precisó Víctor Saavedra, viceministro de Vivienda.

En Mi Casa Ya los hogares contarán con un subsidio de hasta $23 millones y cobertura en la tasa del crédito hipotecario para viviendas VIS de cuatro (4) puntos, y para viviendas VIP de cinco (5) puntos porcentuales, que se les otorgará a través de un establecimiento de crédito o, con el Fondo Nacional del Ahorro, por los primeros siete (7) años del crédito.

“Además, el Ministerio de Vivienda continuará entregando 30 mil subsidios a la tasa de interés para la adquisición de viviendas de interés social y prioritario (FRECH). Este Programa facilita la financiación de viviendas de interés social nuevas urbanas, a través de créditos hipotecarios y contratos de leasing habitacional de hogares que tengan hasta 8 SMMLV, es decir, $6 millones 200 mil de ingreso mensual, lo que comprende el 95% de la población urbana en Colombia”, concluyó Saavedra.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.